General


A continuación compartimos una carta enviada desde el régimen de castigo de la prisión de Segovia por el compañero Jorge Alfonso Vázquez Campillo en el que analiza diferentes situaciones dentro del muro y llama a continuar la lucha anticarcelaria. Al final podréis encontrar la dirección para escribirle. Anímate y rompe su aislamiento.
Fuente:https://lacorda.noblogs.org/post/2022/08/04/olvidaron-su-corazon-en-la-entrada-de-las-carceles-carta-de-el-chino/

«Julio 2022. Aislamiento de la cárcel de Segovia

Agradezco la carta que me habéis mandado, para mi significa mucho. Dar la opción de aportar mi humilde opinión y poder reflexionar de todo aquello que he leído. Si lo que voy a escribir a continuación puede servir de algo, me daría por contento.

En vuestra carta se han tocado varios puntos interesantes y, como siempre, preocupantes. Temas que, por desgracia, para la sociedad hablar del reo no es interesante ya que somos un tabú, un “cero a la izquierda”. Solo abren los oídos cuando escuchan en los medios cualquier noticia negativa referente a nosotros, y suelen ser la mayoría de ellas.

Por eso creo que cuando alguien se interesa por nosotros debemos de mimarlos, de tratarlos con cariño y el máximo respeto, y hablarles con sinceridad. Podemos estar a la altura de cualquier circunstancia, pues no hay mejores armas para combatir que la verdad ni mejor espada que unas palabras coherentes. En una carta que he recibido, hablaban distintos presos de varios temas, como la excarcelación por enfermedades graves, la desacreditación que sufrimos los presos, los malos tratos, la expulsión de las personas en situación irregular, muertes, suicidios… ojalá tuviera yo la solución para cada asunto, pero no es así. Pero por los años que llevo de cárcel (tengo 42 y son 28 años preso, 18 chapado en aislamiento) intentaré aportar alguna cosa.

Sobre la excarcelación por enfermedades graves casi nunca se cumple. Los equipos de tratamiento casi siempre que llegan a pensar en ello e intentar mover alguna cosa es cuando a la persona le quedan pocos días para morirse. Muchas veces saliendo directamente de la cárcel al hospital para terminar allí sus días. Y las pocas veces que la persona puede morir en su entorno familiar, parece que aun hay que dar las gracias. Muchas veces estas personas hubieran podido salvar sus vidas, o alargarlas mucho mas, si les hubieran sacado antes a la calle y recibir allí los cuidados y las atenciones necesarias. Creo que tienen el pensamiento retorcido de pensar que alguien, aunque esté hecho una mierda, “aprovecharía” esta puesta en libertad para volver a delinquir. Como he dicho, un pensamiento retorcido de un equipo de supuestos profesionales que olvidaron su corazón en la entrada de los centros penitenciarios y que aun no se han dado cuenta de que entran a trabajar sin él. Y lo peor de todo, es que estas actuaciones perversas, son avaladas por los jueces y los gobiernos.

Si alguien tiene herramientas, medios, para luchar contra esto (¿abogadxs, donde estáis?), bienvenido sea. Porque dudo mucho que los que estamos aquí dentro podamos hacer gran cosa al respecto, mas que sacar nuestras palabras a la calle a través de los pocos grupos y personas interesadas en darnos voz.

Sobre los malos tratos y la desacreditación de nuestras palabras, por desgracia en estos campos de concentración he sufrido muchas palizas por parte de los verdugos. Gaseado, atado. Los cobardes siempre vienen en manada, no tienes casi nunca ninguna posibilidad. Y si no tienes un buen abogado a quien untes bien con dinero, poco puedes hacer para denunciarlo y que tu palabra valga de alguna cosa. No se las denuncias que he cursado yo por malos tratos, y a pesar de como me habían dejado la cara y el cuerpo, ha dado igual. Pero aun así no decaigo, no lo hagáis, hay que mantenerse en pie y luchar como se pueda, y denunciar y contar lo que pasa. Porque sino, sí que habrán ganado del todo la partida. No dejéis que tiren vuestros pensamientos, vuestros ideales, al suelo. Al final, es lo poco que nos queda. No dejéis que os quiten la libertad de vuestra mente.

Cualquier “beneficio” penitenciario que le den a un preso, siempre es a criterio de un equipo de tratamiento corrupto, subjetivo, y donde tú no tienes ni puedes decir nada. Es como si pasaras cada vez por una especie de juicio que se celebra sin ti y donde todxs hablan de ti. Solo obtienen estos “beneficios” lxs presxs con influencia, con contactos, o los que colaboran con el régimen penitenciario o callan y tragan. He conocido a cientos de presos que cumplen con todos los requisitos para salir de permiso, y no han pisado la calle ni la van a pisar hasta el día de su libertad. Estamos peor ahora que en los años 90. Hoy en día estamos abandonados, olvidados, invisibles.

Los propios presos no luchamos, es como si estuviéramos desanimados, sin esperanza alguna de conseguir nada. ¿Hemos olvidado todo lo ocurrido no hace tantos años? ¿Los compañeros que lucharon, se mancharon las manos, se subieron a los tejados? Quizá hoy no se puede o no se quiere reivindicar de la misma manera, pero compañerxs, seguimos teniendo derechos! Se nos sigue apaleando, atando, drogando, aislando.

No se cuanto ganan los verdugos ni todos los trabajadores, educadores, psicólogos y demás que purulan por estas casas. No lo sé ni me interesa. Pero no se merecen dicho salario. Los propios profesionales que supuestamente están en la parte de la reeducación de lxs presxs, no creen en ella, no creen en nuestra reinserción ni nos tratan como personas. Trabajan asumiendo que los presos cuando salgamos a la calle volveremos a entrar. Entonces ¿para qué hacer nada? Esto está lleno de personal viejo, al punto de la jubilación, quemado y aburrido. Las cárceles siguen siendo lugares de castigo, todo lo demás, son palabrejas.

Como en la carta recibida se hablaba de Pastora, a ella me remito. Las veces que había comunicado con ella, en paz descanse, y mi vieja, la Nena, siempre me decían que estuviera en contacto con algún grupo. Personas de la calle, que aun siguieran con esto. Que esto me haría no solo sentirme menos solo, sino mas libre.

Estas son mis palabras, desde el puto aislamiento de Segovia. Me tenéis aquí para lo que yo pueda hacer y aportar. Os mando fuerza y salud, a los de dentro y a los de fuera. Y decir, para los de fuera, que no lo dejéis, que sois nuestra voz, nuestra fuerza y nuestro brazo en el que nos agarramos mas de lo que pensáis.

Que la lucha no muera.

Jorge Alfonso Vazquez Campillo

Centro Penitenciario de Segovia

N-110, Km 196

40154 Torredondo

Segovia»

A continuación nos hacemos eco de un comunicado elaborado por distintas personas provenientes del mundo libertario acerca de los sucesos de profundo tinte racista y antigitano que se estan produciendo en Peal de Becerro:

 

 

En los últimos días hemos asistido a muestras de violencia racista contra el pueblo gitano en peal de becerro, quemando casas y destrozando coches y furgonetas únicamente porque eran de personas gitanas.

 

Volvemos a asistir a actos furibundos y sin razón en los que se culpa a todo un pueblo, el pueblo romaní, de los actos de un individuo, como ya ocurriera en Martos en 1986 donde hasta 30 casas fueron saqueadas y prendidas fuego, igualmente porque eran casas de gitanos y uno de ellos había apuñalado en una pelea a un joven blanco.

 

Resuenan ecos del compañero marroquí asesinado por su jefe (un fascista de vox) al hacerlo trabajar hasta la extenuación, sin contrato, abandonandolo después, siendo ya un cadaver, en el «centro de salud» de Pozo Alcón.

 

El mismo racismo latente que el estado español manifiesta encerrando en sus cárceles a una gran cantidad de personas gitanas, magrebíes, subsaharianas y migrantes.

Nos preguntamos: ¿Son estas personas MAS delincuentes o acaso son MAS perseguidas por el racismo policial y judicial?

 

Estamos abocadxs a los barrios de extrarradio en las ciudades, allá donde «los blancos de bien» no tengáis que soportar la terrible visión de una persona racializada, aquí quemáis nuestras casas, asi sean chabolas, y nos hacéis marchar del pueblo.

 

Levantáis muros, rejas, cárceles y Centros de Internamiento de extranjeros para aniquilarnos, no sabéis que la libertad siempre acabará volando mas alta mientras que vuestro racismo, vuestra policia y vuestros mecanismos de control y exterminio se hundiran en el barro mas infecto.

 

No creemos en vuestra justicia ni en vuestro estado (de derecho y de derechas), por cada familia gitana que desahucieis con vuestros métodos repugnantes lo responderemos reventando las cerraduras de los millones de casas vacías en el territorio usurpado por el estado español para albergarles.

 

No tenemos miedo de vuestra represión y vuestro odio. El orgulloso pueblo romaní lleva enfrentandose a la autoridad mas de 500 años aquí y en todos los territorios del mundo que habitamos.

 

Con esta rabia y dolor por todxs lxs hermanxs que alguna vez han sufrido la violencia racista, os decimos que nunca vamos a rendirnos y que los actos racistas no quedarán impunes.

 

Individualidades anarquistas contra el racismo

Nos llega el testimonio de nuestra compañera Carmen Badía, presa en Zuera, denunciando una agresión sexual por parte de un carcelero llamado Alejandro, conocido por su trato denigrante a las compañeras presas y por sus reiterados abusos sexuales. La compañera denuncia que este malnacido la obligó a relizarle una felación tras negarse esta a comprarle un teléfono móvil; la compañera se resistió, diciéndole que como no le quitara el pene de la cara se lo iba a morder, propinándole el desgraciado dos bofetones. Recordemos que la compañera Carmen es una mujer a la que la prisión le ha robado la salud y se encuentra en silla de ruedas, con muy pocas fuerzas.

Pedimos que se escriba a la compañera y se lleven a cabo distintas muestras de solidaridad. Su dirección: Carmen Badía Lachos, Centro Penitenciario de Zuera, Autovía A-23 km 328, 50800 Zuera (Zaragoza).

Podréis encontrar la noticia completa pinchando aquí.

Seguiremos trabajando hasta que todos nuestros presos sean libres.

Os dejamos en esta entrada la carta del compañero Mohamed Achraf, que se encuentra preso en el centro de exterminio de A Lama.

La podréis encontrar aquí: Carta de Mohamed

Podéis escribir al compañero Mohamed a la siguiente dirección: Mohamed Achraf, Centro Penitenciario de A Lama, Monte Racelo s/n, 36830 A Lama (Pontevedra).

 

Queremos celebrar junto con nuestro compañero Amadeu su libertad. Tras una persecución indiscriminada por sus ideas, el Estado deja que Amadeu respire un poco tras una vida de la que le han arrebatado muchos años. Queremos mostrar al compañero nuestra inmensa alegría por esta buena noticia, pero también tenemos que recordar que todavía hay compañeros encerrados en esas picadoras de carne de nuestra clase que son las prisiones. Seguiremos luchando hasta que todos nuestros compañeros estén libres, ¡fuego a las prisiones!

Nos solidarizamos y compartimos la huelga de hambre llevada a cabo entre los días 1 y 15 de mayo, cuyo objetivo es la excarcelación de todas las personas presas gravemente enfermas y la reivindicación de los 13 puntos de Presos y Presas en Lucha, tal y como explican nuestros compañeros aquí. La guerra de clases, y esa maquinaria de tortura que llamamos prisión no paran pese a la pandemia, por eso no nos queda más que la solidaridad y el apoyo mutuo. ¡No olvidemos nunca a los presos!

 

Durante estos días los grupos de apoyo a presos no paran su actividad (como no la paran nunca) a pesar de la cuarentena; pero es por esta que nos preocupamos todavía más por los presos, viendo las medidas y el aislamiento tan brutal que se les impone «por su salud»  mientras que los carceleros (que son el principal foco de contagio) entran y salen, y la mayor parte de veces sin ninguna medida de seguridad para no contagiar a los presos. También nos preguntamos en qué consisten las medidas que se están tomando, pero eso es algo que ni Instituciones Penitenciarias nos puede aclarar. En esta situación el Grupo de Apoyo a Presxs de Lleida ha escrito un texto que nos ha gustado y que compartiremos ya que explica de muy buena forma toda la situación actual por la que están pasando los presos.

En otro orden de cosas queremos hacer eco de la situación del compañero Manuel Codón Belmonte, que incluso siendo una persona que necesita unos cuidados muy especiales debido a su sufrimiento mental ha recibido torturas y vejaciones por parte de los carceleros; siendo esta la situación el compañero ha iniciado una huelga de hambre. Pedimos a todo aquel que pueda que escriba al compañero y le apoye todo lo posible, os dejamos a continuación toda la información.

¡No olvidemos nunca a los presos! ¡Apoyémosles todo lo que podamos!

Reflexión

Ante la extradición del compañero Gabriel Pombo da Silva llamamos a utilizar la única arma de la que disponemos: la solidaridad. Ante la extradición del compañero tenemos que brindarle todo el apoyo que nos sea posible. Difunde su situación, escríbele y aporta algo para su defensa si puedes, a continuación incluimos un cartel con toda la información.

¡Siempre estaremos con lxs presxs! ¡Hasta que caigan todos los muros!

Enlaces de interés:

Contrainfo

CNT Vigo

Adjuntamos a esta entrada el testimonio de cuatro compañeros presos en primer grado en el centro de exterminio Murcia II. Un testimonio duro, pero necesario para visibilizar los malos tratos y la miseria a la que se somete a nuestrxs compañerxs presxs.

LoQueSomos_Cuatro_cartas_de_presos

Queremos traeros unas declaraciones de una persona que ha decidido permanecer en anónimo para evitar las represalias de un familiar, que vive encerrade en una prisión de Extremadura.

Las hemos obtenido a través del siguiente blog: https://rtsocial.wordpress.com os invitamos a que lo visitéis pues da una visión crítica del trabajo social y del asistencialismo en el sistema punitivista capitalista.

[La información que nos facilita proviene de la Comunidad Autónoma de Extremadura y su narración, como decía, la hace como familiar pero también como trabajadora social, siendo una de sus primeras frases:

Como trabajadora social muchas veces opinaba y pensaba que como podía ser

Lo que tiene que hacernos ver que la información que nos llega es completamente insuficiente y, lo más posible, sesgada. No voy a detenerme en esto, ya que lo importante es el testimonio de la realidad, pero decir esto puede darle un rasgo de autoridad a lo que cuenta a muches colegas que lean esto y aunque no deja de ser un elemento falaz determinar la credibilidad de lo contado en esto, en este caso lo añado para que ayude a incrédules.

Por razones de seguridad como nos pedía vamos a obviar algunos elementos que pueden hacer identificable la historia a pesar de que serían útiles y nos harían echarnos las manos a la cabeza. Pero aquí dejamos una enumeración de cómo empezó el relato:

Como bien dice uno de los presos el ducharte es lo peor y aquello es un iglú. Las comidas pateticas. Los precios para poder comprar algo de comida impresionante. Yo he tenido que ver cómo se ríe delante mía un funcionario de prisiones de mí. Y por desgracia no puedes hacer nada.

El mal trato por parte de los trabajadores sociales. La falta de información a los internos.

Hay un millón de cosas denunciables. Las salas de vis a vis íntimos siempre que entras está abierta para que no huela al anterior pero no hay calefacción y te mueres tiene que ser tu pareja quién baje una manta de su celda para poder tener un poquito de intimidad sin morir.

Cuenta que su pareja estuvo en prisión 5 años así que conoce de primera mano triquiñuelas y formas en los que el personal de prisión manifiesta su superioridad y que no deja de consistir en hacer que preses y familiares se sientan despreciades. Para seguir las declaraciones es necesario conocer que esta persona salió durante un año de prisión para volver a entrar unos meses después (mintiendo para que acudiera a prisión y ya haciendo quedarse).

Y se unen muchos factores […] yo he tenido que prepararle papeles a compañeros suyos porque las trabajadoras sociales no querían. En tanto tiempo por desgracia te encuentras con funcionarios que son un gusto pero como otros que son unos hijos de la gran puta.

A él le obligan a comprar una tele cuando está dentro al salir la sacamos y cuando regresa queremos meter la tele y la rompe el funcionario. Cuando desde fuera se empiezan a mover los papeles para denunciar la rotura de la tele casualmente la tele se arregla.

Respecto a que sea una persona que vuelve a entrar en prisión por denunciarle por unas amenazas a pesar de que la denuncia se retira y no hay juicio, comenta la compañera acerca de la supuesta reinserción:

No les importa la reinserción. mi pareja estaba reinsertada totalmente con su buen trabajo su estabilidad sentimental y familiar. Cuando por fin habían acabado las pesadillas por las noches, la irritabilidad y había vuelto a estar en paz. No quieren reinserción, quieren unos monigotes a los que poder pegarles palizas y reírse de ellos y de sus familiares.

Seguimos con más malas prácticas y malos tratos que rayan la tortura:

Estás en las salas de visita y estás escuchando como una interna en el patio está con un ataque de ansiedad gritando diciendo que se muere, que se asfixia. Se lo dices al funcionario y te dice que no pasa nada.

Nadie acude a ver qué le pasa a esa señora.

Puedo contar tantas barbaridades que he tenido que soportar. No te deja meter una fotografía con tu familiar porque eso puede incitar a que se quiera suicidar al ver que no tiene su apoyo.

Yo escribía cartas dos veces en semana y se las dan juntas echaba una el lunes y otra el miércoles y le daban las dos el viernes.

No se queda ahí la cosa:

para poder entrar a los vis a vis íntimos necesitas llevar con tu pareja 6 meses de convivencia empadronados en el mismo lugar y de repente ves gente que ha salido con un permiso y que al mes siguiente tiene un vis a vis con esa chica y los funcionarios te dicen que es que eso sí lo han acreditado. Papeles falsificados claramente por cualquier funcionario a cambio de que se chiven

Todo el mundo conocemos las muertes por sobredosis en prisión y que no comprendemos cómo se pueden dar en un espacio que es, por naturaleza, hermético (para lo que quieren). Aquí tenemos el ejemplo de una forma de cómo lo hacen:

Vas a comunicar por cristales y de repente encuentras delante tuya en los paquetes de un interno hay un reloj y en vez de pilas lleva cocaína y se lo está pasando a otro. Mientras por el otro lado los familiares pagan la droga.

A pesar de todo esto, quien nos cuenta todo esto también subraya que la medicación se la dan semanalmente en vez de diariamente,

Muchas de las supuestas muertes naturales a mi punto de vista es por fármacos. Tú no le puedes dar toda la medicación el lunes por no ir dándosela diariamente. Muchos se comen la medicación el lunes para toda la semana y luego monazo el resto de la semana.

Y aquí termina lo que nos contó acerca de su experiencia y de la realidad de la prisión. Podría haber acompañado todo lo que cuenta con datos bibliográficos, con estudios acerca de todo esto, pero lo dejamos para quien le interese, investigar. Los testimonios son fundamentales, señalan muchísimos puntos que se le escapan al academicismo que cree que lo ve todo y es una fuente de información esencial para conocer una realidad.]

————————————————————————————————————————————–

Podemos observar en este testimonio anónimo lo que siempre venimos denunciando desde este blog y desde todos los grupos anticarcelarios y propreses del estado español y del mundo. Carencias en agua caliente a menudo, comida asquerosa, repetitiva e insuficente, abuso de autoridad y tráfico de favores entre carceleros y colaboradores y chivatos, dejadez sanitaria con resultado de unas cuantas sobredosis a la semana, que ocurren al dar bolsas enormes de pastillas de forma masiva e injustificada a la mayoría de población carcelaria.

También podemos ver como esta persona, trabajadora social, señala que les trabajadores sociales no asisten debidamente a las personas presas, de hecho, nuestro compañero Pedro Vera, experto en derecho y preso en Jaen II, fue represaliado por asistir en materia penal e intentar generar unidad entre los presos de su módulo en Almeria.

Otras cosa que también señala y que también nosotres como colectivo observamos es la aleatoreidad con la que nuestras cartas entran y salen de la carcel, las muchas que se pierden en el camino y como depende de quien sea la persona presa y lo que sea capaz de tragar y someterse a la institución total carcelaria encontrará facilidades o tortura.

Este solo es otro testimonio mas que nos da la razón en nuestro amor y apoyo a las personas presas y nuestro odio al estado y su punitivismo que se hace visible en las cárceles donde nuestros hermanos y hermanas mueren víctimas de la pobreza y la tortura.

Fuego a la carcel y a la sociedad que la necesita. Amor para las personas presas y sus familiares y amigues que sufren el encierro

Página siguiente »